camisetas de los mundiales

El continuo flujo de caminantes transformó a la ciudad. El ejército no se libró del tormento que eran las picadas de tarántulas, así llamadas por la ciudad. Tampoco podía aspirar a mucho más que eso: «de los 108 músicos de clubes de la ciudad de Kobe, yo era el peor», decía. Parte de esto se […]